Instrucciones para conjugarse en presente

1. El presente es simple, adquiere vida a través de rituales, hábitos y vicios. Como se sabe solo se necesita un sujeto, usted o yo; y un verbo, tomar… café, por ejemplo. Veamos:

A la hora del desayuno, la hora en que renovados creemos que todo es posible; coja una cocina y encienda una pequeña olla: off. Ponga la olla, trate de no pensar en nada y vierta un poco de agua o leche, según sus preferencias. Permanezca inmóvil, con respiración yoguica: Inhale, infle su estómago como un globo feliz. Exhale por la nariz; si no está aquí no está en ninguna parte. Mientras espera a que el agua hierva lentamente, observe cómo emerge cada burbuja, intente contar las burbujas: 1, 2, 3, muy bien. Van aumentando su velocidad, vaya con ellas 15,24, 58, 173.

No deje de inhalar y exhalar. Goce viendo cómo sube esa espuma vaporosa, cada vez más gorda y reluciente amenazando con estropear la pulcritud del fogón. No haga nada por detenerla, lo que ha de ser será y sólo quedará el agua que usted realmente necesitará. Acéptela, déjela ir, déjela ser como si fuera un pequeño mar de medio día. Ponga los restos de agua en su cafetera de prensa o en una taza de color claro, si solo cuenta con café instantáneo y agregue su endulzante o crema al gusto. Siéntese cerca de una ventana, ubicando cuidadosamente en algún delicado rayo de sol. Agarre la taza con ambas manos y tómese el café a sorbos lentos. Observe como sus ojos se reflejan en el fondo de la taza, como su nariz se ve más grande de lo normal allí abajo y como el café se dirige hacia su boca como una lengua líquida y alargada. No deje de respirar o de lo contrario, no podrá verle los ojos al primer pájaro que cante por la mañana.  Usted está listo y totalmente conjugado en presente, repita esta frase: “Yo tomo café” e inicie las actividades del día con normalidad. Tiempo aproximado: 15 minutos.

Vía gentlemansessentials.tumblr.com

  1. El presente también es continuo, es decir, se recrea durante una actividad actualmente en marcha. Estar en la oficina frente al computador, por ejemplo. En este caso contamos con dos variables: tiempo y movimiento, veamos:

Coleccione olores: Como se sabe, el presente es efecto del pasado y causa del futuro. Pues bien, para utilizar nostalgia y ansiedad a su favor. Dejando de lado cualquier excusa, diríjase a alguno de sus cajones y revuélquelo. En la medida de lo posible vuélquelo sobre su cama o escritorio con violencia acompañando la acción con una contracción general del rostro. Concéntrese en hallar un objeto revolucionario, que le genere un chispazo. Nosotros, en parte, estamos hechos de huesos, tejidos, piel y sangre. Los objetos, en cambio, están hechos de energía y memoria. Tome el objeto con ambas palmas mirando hacia adentro. Obsérvelo detenidamente y huélalo. Acto seguido nombre ese olor, tome dos o tres objetos más y lleve a cabo el mismo procedimiento.

Ejemplo: Mi libreta verde, huele a México; la amarilla, huele a mudanza, la roja, a frutas y acuarela; y la púrpura, huele a aeropuerto. Título dela experiencia: Resumen de mi 2015 hasta ahora. Duración media del acto: 20 minutos.

Sacuda el cuerpo: Es un poderoso ejercicio de purificación. Póngase de pie. Hágalo ahora. Sí, ahora. ¿Listo? ¿Seguro? … Póngase de pie por favor.

Bien. Dirija la imaginación hacia usted mismo y por un minuto, deje de pensar en la vida de los otros. Imagine que está cubierto de hormigas o imagine que usted es un perro despertándose después de la siesta de medio día, sacuda su cuerpo batiendo los brazos como un helicóptero. Duración media del acto: 1 minuto, repita cuantas veces sea necesario.

  1. Escenas cotidianas: útiles a la hora de practicar el afamado mantra Aquí y ahora

    instagram.com/carolinachavate/

    instagram.com/carolinachavate/

En el bus: La actitud natural consiste en permanecer en su asiento rumbo a su destino, simulando estar absorto en sus miedos habituales: caerse en un charco sin fondo, despertar sin dientes, ser empujado hacia los rieles del tren, que una noche al lavárselos dientes, después de escupir la última espuma de crema dental aparezca alguien detrás suyo en el espejo, etc. Respirando lenta y regularmente, sacuda sus pensamientos como si fueran moscas y gire, por lo menos mentalmente, su oreja hacia la conversación ajena más cercana. Escuche con atención, sonría con los cometarios graciosos que se ocurran allí, asienta o niegue con la cabeza ante las afirmaciones de los interlocutores. Sea uno más, opine en silencio y relájese. Duración del ejercicio: variable, depende del trayecto.

En las vacaciones: Guarde su teléfono celular en un cajón hasta que muera su carga de batería, tire el cargador por el balcón, acto seguido mire al cielo y ¡un momento!, una nube en forma de dinosaurio. Duración aproximada: variable, depende del clima.

En una cena con amigos: Ate su cuerpo con una correa invisible a la silla y por sobre todas las cosas mastique cada bocado de comida 35 veces. Mantenga sus frágiles brazos reposados sobre sus piernas, no presione demasiado sus axilas y sonría. Todo fluirá espontáneamente. Duración media: 35 minutos.

Este instructivo hace parte  de la  #serie100ideas. Ejercicios de #EscrituraCreativa que Aniko Villalba y yo publicamos periodicamente en nuestros blogs. Lean sus Instrucciones para mirar por la ventana haciendo click aquí

Share

7 comentarios en “Instrucciones para conjugarse en presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share
error: Content is protected !!