Cómo comenzar el año trabajando en un proyecto creativo con el único objetivo de ser feliz

Nulla dies sine línea : Ni un día sin escribir

En enero de 2015 tuve la bonita oportunidad de andar por algunos paisajes de México. Estando en el DF recorrí varios museos de los tantos que hay. El primero que visité fue el infaltable Museo Mural de Diego Rivera. Allí, conocí por primera vez esta expresión que se convirtió en una autopromesa: Nulla dies sine linea = Ni un día sin una línea.

Durante sus años de academia, cada vez que Diego Rivera iba a pintar, sacaba una caja enorme hecha de pino blanco donde guardaba sus materiales. En la tapa y en el interior de la caja había pirograbado en letras grandes la frase Nulla dies sine línea. Ni un día sin dibujar, para el caso de Diego. Ni un día sin escribir, para mí.

Esta frase me reveló que nuestro arte, nuestro oficio -es decir aquello en lo que ponemos a trabajar nuestro talento- no es una cuestión de fe, sino de práctica. De mantenernos fieles a aquellas cosas para las que hemos nacido o a las que nos gustaría dedicarnos porque nuestros talentos requieren un contacto permanente y disciplinado para poder otorgarles sentido.

IMG_2563

Por aquel entonces, mientras descubría con asombro las calles mexicanas,  andaba buscando inspiración de manera atenta; un faro o alguna señal divina para tomar decisiones. Había leído de Natalie Goldberg que la libertad no consiste en hacer todo lo que queremos sino en entender quiénes somos, entender lo que tendríamos que hacer en esta tierra y, por fin, simplemente hacerlo.

Prestar atención funciona de manera magnética. De repente, empezaron a llegar a mí libros, autores, charlas TED, oportunidades freelance, proyectos, gente e ideas que si no les hubiera prestado atención se hubieran esfumado. En realidad vivir aplazando las ideas es como un suicidio permanente.

Fue ahí cuando descubrí el libro de Elle Luna (se puede comprar aquí: The Crossroads of Should and Must: How to Find and Follow Your Passion ) que considero es un MUST en la biblioteca de cualquier curioso o creativo que esté buscando decubrir sus talentos o vivir de ellos y por ella, llegué a The 100 day Projectelle luna¿Qué es el proyecto de 100 días?

«El genio es un 1% de inspiración y un 99% de sudor» Thomas A. Edison

Inicialmente fue concebido en un taller de la Escuela de Arte de Yale por Michael Bierut, diseñador, escritor y profesor. La premisa para su clase era simple “The 100 day project”: Cada alumno elegía una acción para repetir todos los días durante 100 días. Por ejemplo, un estudiante hizo un posters a mano en menos de un minuto cada día durante 100 días; otro bailó en público todos los días e hizo 100 videos; otra estudiante trató de reconciliarse con su hermano e hizo algo para fortalecer la relación cada día y lo grabó en videos. Elle Luna dibujó sus sueños cada mañana al despertar.

Todos los proyectos han sido compartidos en Instagram, solo hay que etiquetar las imágenes con #The100DayProject y el # del día.  Hay ideas para inspirarse flotando en Instagram que se llevan a cabo en todo el mundo. Es lindo saber que la necesidad de crear es instintiva, innata a nuestra naturaleza y que todos tenemos el potencial de crear.

Mi proyecto de 100 días se convirtió en la construcción de un libro: Elogio a la cotidianidad

Decidí ser parte del movimiento #The100DayProject escribiendo. La cotidianidad es mi insumo principal de inspiración para escribir. Encuentro fascinante todo aquello que hace el ser humano de manera supuestamente automática, pero que bien visto, está lleno de sentido. Siempre había pensado en esa frase Elogio a la cotidianidad, sabía que quería hacer algo con ella pero no tenía muy claro qué.

IMG_20151005_101515

@carolinachavate

“Los likes no escriben un libro”

Publicar el proyecto en Instagram no tiene nada que ver con motivarse desde la vanidad, es más bien una manera de comprometerse. Empecé el proyecto, con la idea de escribir un #ElogioalaCotidianidad cada día y de repente, mi meta como producto final se fue aclarando y tomó forma de libro. Se trata de una celebración del proceso en un mundo en el que hemos fetichizado tanto los productos terminados, este proyecto de 100 días le da relevancia al proceso como entrega.  Hacer algo día a día es la meta por eso, es necesario publicar en Instagram, tengas likes o no (seas millonario en Monopoly o no).

IMG_20151005_101458

@carolinachavate

Así que lo que estoy publicando en Instagram es solo una parte del proceso creativo, los puntos de un todo que solo se unirán cuando el libro por fin exista. Lo que pretendo es mostrar  100 días del proceso creativo de un libro con el que quiero hacer que las cosas signifiquen: descubrir, en aquello que miran tantos, una cosa reveladora, así sea yo la única que logre verla.

Elogiar la cotidianidad me lleva a poner atención, a conjugarme en presente, a contemplar el mundo que gira, a observar,  y observarme. Los amaneceres, las actividades constantes y repetitivas, los rituales personales, el trabajo, las manías, la necesidad de descansar, ducharse, comer, viajar, recorrer la ciudad, la rutina y todo aquello que parece ordinario, es donde la vida misma ocurre. Lo ordinario es siempre extraordinario, como dice la escritora Natalie Goldberg, solo depende del punto de vista.

No creo que haya vidas monótonas, no creo ni siquiera que la monotonía exista, nuestra vida ocurre en un escenario continuo: el tiempo. Es un transcurrir variable. Nada ocurre dos veces, ni siquiera los amaneceres o las puestas de sol. El cielo nunca se repite, nosotros tampoco.  Las actitudes superficiales o profundas, los deseos y pensamientos, los hábitos y los patrones que repetimos sin darnos cuenta; son cosas que vistas de cerca son sumamente pedagógicas, nos traen enseñanzas, solo hay que hacerse consciente, “darse cuenta”.

IMG_20151005_101650

@carolinachavate

Instagram es mi red social favorita porque en ella se puede elegir qué consumir, así que si tienes un interés especial por algo; sea el diseño, la moda, la gastronomía, los viajes o la literatura, puede acceder a una comunidad de personas y proyectos afines sin necesidad de atragantarte con un montón de spam como ocurre en otras redes. No tienes que seguir a amigos lejanos que publican cosas  que no te interesan, allí puedes en cambio, acceder a fuentes de inspiración en cualquier rincón del mundo.

¿Qué podrías lograr en 100 días?
100-day-project-820x518

Aprender 100 cosas nuevas

En realidad mucho. Dicen que los grandes logros son resultados, consecuencias. Y toda consecuencia está precedida de una acción o una sumatoria de acciones, generalmente hábitos. Esas pequeñas cosas que hacen una totalidad.

Pues bien, los hábitos son la manera como diseñamos nuestra vida, habilidades que se desarrollan en el tiempo con el objetivo de manifestar algo. Si en 21 días nos adaptamos a un cambio, en 100 días seguramente lograremos incorporar algo en nuestra cotidianidad o  alcanzar un objetivo.

(A propósito, recomiendo este blog que me encontré navegando dedicado al tema de los hábitos como aquellas sumas de decisiones diarias que tomamos… o dejamos de tomar)

¿No tienes tiempo?

“¿Adivina qué? Todos estamos igual. 
Pregúntale a cualquier creativo y te dirá la verdad: 
no sabe de dónde vienen cosas tan buenas. Solo hacen su trabajo. 
Todos los días” Austin Kleon
 ¿Quién debe participar?

Cualquier persona curiosa que tenga ganas de poner en marcha su práctica creativa o de descubrirla. No importa si se está ocupado con compromisos laborales y familiares porque al final  establecer y mantener una rutina es más funcional que tener tiempo libre.  El tiempo libre es una falacia. A menudo decimos “tengo/no tengo tiempo”, el tiempo no se puede tener, es como agua que se escurre entre las manos, el tiempo se hace. Hagamos el tiempo.

Haz una lista de prioridades, enuméralas del 1 al 10. Prioridades es aquello que le da sentido a tu vida, no solo lo que te reporta un beneficio económico. Aprende a decir no de vez en cuando, aprende a darle prioridad a tu arte.

11058006_906285016080171_4947690413436890365_n

La alegría de hacer las cosas

La creatividad es el sistema inmunológico del alma. Una persona creativa es una persona feliz. Todos tenemos el potencial de ser creativos, es decir, todos tenemos el potencial de ser felices.

¿Quiénes son los seres más creativos y por ende los más felices del mundo? Es muy fácil responder esta pregunta. Para de leer y piensa…

Exacto; los niños. Bastaba una habitación, un charco de lluvia, o una calle del barrio para construir todo un mundo. Sin importar el tamaño del espacio –no era necesario tener una biblioteca, un escritorio enorme o un estudio blanco impoluto- teníamos un lugar donde todo era posible, enorme y mágico. Hacerse adulto no significa dejar de dibujar, de pintar, de escribir, de tocar un instrumento, de jugar, de aprender algo nuevo y mucho menos dejar de soñar para poder dedicarse a cosas más serias.

Para crear, dice David Lynch -el director de Mulholland drive, la película que nunca entendimos- hay que tener claridad para poder atrapar las ideas.

Esa claridad no se consigue de la nada. Hay que propiciarla. No puede uno disponerse a crear pensando “en media hora debo estar en el cine/ en el restaurante/ en la fiesta” Hay que aprender a decir NO porque finalmente la libertad es eso: poder elegir. Y elegir nuestro proyecto creativo es elegir-nos, optar por nosotros.

Dijo Joseph Campbell que al seguir aquello que nos hace felices el universo abre puertas, allí donde solo había muros.  Elegirnos es un acto de amor que la vida recompensa porque así funciona esto: acción-reacción.

“Lleva siempre una libreta contigo. 
Y quiero decir siempre. 
La memoria a corto plazo solo retiene información durante tres minutos: 
a no ser que lo plasmes en papel, 
perderás una idea para siempre” Will Self.

Vivir nuestro arte significa dedicarnos a lo que amamos hacer, de tal manera, que todo lo demás parezca secundario. No es cuestión de tener tiempo, se trata de priorizar.

En el caso de la escritura –el mío- para mis seres queridos  es raro porque cuando les digo que estoy trabajando en mi libro, se piensan que estoy sentada en cuarentena tecleando hasta tener ampollas en los dedos –que sí pasa en los deadlines- pero en esencia no se empieza escribiendo. Primero es practicar, tener una idea clara para desarrollarla con los movimientos correctos, tener los materiales y buscar, cazar, investigar, arrastrarse entre la abundancia y la miseria. Creer, dejar de creer, inventar, tirar y reinventar para adentrarse por fin en el proceso ¿Cuál proceso? El infinito proceso de creación-destrucción-creación que es como decir vida-muerte-vida-muerte… Al parecer soñar tiene unos aspectos bastante prácticos.

 

¿Qué debo hacer para mi proyecto?
«Si hubiera esperado a saber quién era o qué era antes de empezar a "ser creativo", seguiría sentado intentando descifrarme en vez de estar haciendo cosas. En mi experiencia, creando cosas y haciendo nuestro trabajo ayuda a encontrarnos” Austin Kleon

Hay un libro que me encanta Roba como un artista de Austin Kleon, otra biblia para  la biblioteca. Se puede comprar aquí. Roba como un artista. Las 10 cosas que nadie te ha dicho acerca de ser creativo

En él el autor dice que nada es original, es decir, nada viene de la nada, todo está influenciado en el trabajo de alguien más, y cuanto más rápido lo aceptemos, mejor.

Por lo tanto en un mundo en el que todo el mundo quiere desesperadamente ser original, pasan dos cosas:

  1. Denigrar de la obra ajena porque la propia no brilla con luz propia
  2. Que la copia (que es distinta al plagio) se convierte en el primer primerísimo paso para crear. Copia como sinónimo de referente de inspiración. Yo misma he cometido errores al no citar una fuente de donde tomo palabras, frases o ideas. Eso está mal. Y no hay que quedarse ahí, creo que es más valioso citar con comillas, enmendar errores y aprender de esos referentes. El siguiente paso es combinar ideas para luego dar el último paso: la transformación, en el que le imprimimos algo propio a los ingredientes que ya tenemos.

    @carolinachavate

    @carolinachavate

«Si nos liberamos de la carga de tratar de ser completamente originales, dejaremos de intentar el hacer las cosas desde cero para asumir nuestras influencias en vez de huir de ellas» Austin Kleon

No dejen de ver este TEDTalk de Austin Kleon hablando de la copia y el proceso creativo.  

No es copiar y robar. No es plagiar y acumular. Se trata de seleccionar lo que realmente te apasiona, y para ello hay que buscar, leer, ver, escuchar. Investiga sobre alguien o algo que realmente te interese, luego a quien le influyó, y guarda todo en algún lugar para que lo puedas utilizar después.

A través de la apropiación de las ideas y la estética de quienes admiramos podemos comprender sus influencias y fusionar con lo nuestro algo singularmente poderoso.

 Los precursores del proyecto sugieren algunas preguntas para ayudar a empezar.

¿Qué te apasiona? ¿Hay algo que solías hacer a lo que renunciaste o que dejaste de hacer? ¿Hay algo que te gustaría explorar, algo que te intriga?

Escoge uno o varios objetos. ¿Qué es lo que ya tienes en tu posesión que podría ser utilizado para facilitar este proyecto? podría ser tan obvio como la pintura y las brochas, una cámara, un pedazo de tela y una máquina de coser, o un instrumento musical. O podría ser menos evidente, algo que no esté hecho aún.

Hay que tener en cuenta nuestra ubicación -¿Va a estar en casa, viajar, o una combinación de ambos?- y elegir la manera más factible de desarrollar la idea para no dejarla empezada. .

Elige tu acción. ¿Cuál es tu verbo? Aquí están algunos para pensar: explorar, pintar, dibujar, reciclar, conversar, cortar, pegar, investigar, estudiar, leer, actuar, eliminar, repetir, reinventar, buscar, escribir, reemplazar, introducir, ejecutar, saltar, pasar, probar, reorganizar, recuperar, correr, cocinar, agradecer, preguntar, cuestionar, coleccionar, tirar, contar, bailar, romper, caminar, entregar, recordar, combinar, transformar, alcanzar, cantar, ordenar, desarrollar, medir, analizar, elaborar, vestir, conocer, subir, tomar, observar, escuchar, contemplar, intervenir, decidir.

“¿Estás listo? Comienza a crear.Tal vez tienes miedo de empezar. Es natural”

Mucho se ha dicho acerca de los secretos de la creatividad y donde las buenas ideas vienen, no hay un instructivo pero siempre funcionará sumergirse en el propio océano de la creación por iniciativa propia y traer algo del fondo… aunque duela aunque parezca difícil.

Si uno ama lo que hace, va a seguir insistiendo de todos modos. Yo he tenido mucha suerte. A lo largo del camino vamos encontrándonos con personas que nos ayudan. En mi vida ha habido muchísimas personas que me han ayudado a dar el paso siguiente. Y es una ayuda que recibes porque has hecho algo, como un premio. La vida es como jugar Mario Bross, en cuanto vences al monstruo pasas al siguiente nivel.

Estamos tan ocupados en hacer las cosas para lograr un beneficio tangible económico que nos olvidamos  del éxtasis que está asociado con estar vivo: crear, ver que después de nuestras acciones siempre hay efectos.

elogio53

¿Qué crearemos este año?

 

26 comentarios en “Cómo comenzar el año trabajando en un proyecto creativo con el único objetivo de ser feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!