Este señor me cambió la manera de desayunar, de lavar platos y lavarme los dientes

Internet está lleno de gurús, de claves para ser felices en 10 pasos, de filosofías de vida que caen en lugares comunes y clichés  para asumir poses frente al mundo. Lo cierto es que es en la cotidianidad, donde uno va descubriendo sus propios aprendizajes, principios de vida, mantras o maneras de ver el mundo, que no son sino maneras de verse a uno mismo. Son los resultados extraídos de las propias experiencias los que finalmente hacen que uno crea en una cosa o en la otra.

Este video aparte de ser muy inspirador, te obliga a poner atención, a escuchar lento, a sonreír y estar de cuerdo con cada cosa que, este señor calvito y con cara de que se las sabe todas dice, porque te hace pensar «a mí también me pasa». Siempre he pensado que lo excepcional y lo cotidiano pueden ser la misma cosa y eso es lo que realmente le da cuerda al mundo.

«Supongan que están lavando los platos y quieren terminar rápido para sentarse y disfrutar una taza de té. Pueden hacer que el momento de lavar los platos sea un momento alegre en el que están complemetamente vivos pero sino son capaces de hacer eso, cuando terminen de lavar los platos y se sienten y sostengan la taza de té, van a estar pensando otra vez, en otras cosas… no serán capaces de disfrutar el té. Si siempre nos dejamos llevar por los pensamientos, no somos capaces de vivir la vida en el momento presente. (…) Hay un académico budista en América. Una vez le dije que disfruto la jardinería. Disfruto de plantar lotos y cosas así. Y yo le dije que cuando los lotos no crecen bien, no culpas a los lotos. Si los lotos crecen bien o no, el jardinero es el responsable. Y él me dijo: “Thich, no deberías gastar tu tiempo cultivando lotos porque puedes usar tu tiempo para escribir poemas” -a él le gusta mi poesía- Y yo le dije: “Querido amigo, si no cultivo lotos, no puedo escribir poemas”

 

Share

2 thoughts on “Este señor me cambió la manera de desayunar, de lavar platos y lavarme los dientes

  1. Solo agradecerte por compartir tu don con todos nosotros. Leer lo que escribes fortalece mis ganas de invertir el tiempo que sea necesario para trabajar en mi sueño. Un abrazo Venezolano desde España 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.