Yo no sé por qué para dar un besito hay que decir mentiras

La imagen es esta: vos me abriste la boca, me la abriste toda. No fue cuestión de violencia, sino de agresividad, como me gusta. Tiraste duro por mi lado derecho, como un tiro de esquina y golazo. So easy, my friend, so easy.  Cerré los ojos y en la tela delgada de los parpados vi Leer másYo no sé por qué para dar un besito hay que decir mentiras[…]

Share

27 Mayos

  Ayer, recién llegó el blanco sol de la mañana, el gatito que habíamos adoptado (para protegerlo) amaneció muerto. Al atardecer, lo enterramos con velas y flores de manzanilla, con el color púrpura que suele llevarse todo al final del día. Una malegría. Un desprenderse. Sigo sin entender del todo lo que debo procesar en Leer más27 Mayos[…]

Share

Francisco y el tren del mediodía

A Pacho, Un fueguito de esos queardió la vida con tantas ganas que nos encendió a todos. La gran afición de Florencia venía probablemente de su nacimiento. Había venido al mundo en un tren y, quizá gracias a eso, amaba el movimiento. Mientras su madre sostenía un mapa en las manos las contracciones no dieron espera, Leer másFrancisco y el tren del mediodía[…]

Share

Las puertas de mi vida

Si hay una imagen con la que me identifico de los dibujos animados es aquella típica escena tipo Alicia en el país de las maravillas en la que el personaje principal desciende en una caída vertiginosa y profunda por un pozo. Al tocar fondo, ahí abajo, solo y confundido se pone de pie y se Leer másLas puertas de mi vida[…]

Share

Hombres-yo

Hombres con ojos de perro azul, ojos hambrientos, perros azules, hambre de perro, hombres con ojos bien abiertos. Hombres para llenar estas páginas, páginas de un libro para abanicarse, páginas de un libro de esos que huelen bien cuando abres su empaque. Hombres seres humanos, con crujir en la barriga por el hambre y estornudos Leer másHombres-yo[…]

Share

Cosas que hago para escapar

Fiel a mis ganas de entender el mundo, de vez en cuando, escapo. Para mí escapar, es más que huir, es irse. E irse es tan sano como volver. Para escapar, escribo, rayo, garabateo, para escapar muevo la mano y voy haciendo la vida en borrador porque no se puede rehacer algo imperfecto o tirarlo Leer másCosas que hago para escapar[…]

Share

Mapa de los sonidos y olores de mi barrio

Huele a aire frío, es temprano. Adentro, justo al salir de casa dejo tras de mi un rastro de fruta y zumo. La casa queda oliendo a naranja y zanahoria. Suena la lavadora, barrigona y revuelta. Afuera, se escucha el trinar del primer pájaro, ahora que lo pienso ese mismo sonido ha estado en mí Leer másMapa de los sonidos y olores de mi barrio[…]

Share

Carta a mi yo futura

    Hola tú/yo/nosotras/ella… Carolina. Te escribo desde un lindo escritorio que alguna vez fue tuyo, ubicado en una hermosa casa en la que elegiste vivir con un amor de la vida. Todo lo que quiero decir está cargado de expectativas y hago frases en mi mente con palabras como: «Espero que», «Ojalá que» ,»Deseo Leer másCarta a mi yo futura[…]

Share

Los hombres son como los libros

Digamos que con los hombres es como con los libros: si no la atrae no se moleste en darle la oportunidad. Si empezó a andar con él y no la cautivó, cámbielo por otro. Si la decepcionó al final, siéntase con toda la autoridad para dar su opinión al respecto, algo habrá aprendido. Si fue bueno mientras Leer másLos hombres son como los libros[…]

Share

Cosas de escritorio

 (8:00am) Las líneas de la mano otra vez me estremecen. Seamos honestos, nadie se conoce tan bien la palma de la mano. ¿No son acaso trazos como de galaxia en miniatura? a fin de cuentas, lo pequeño refleja lo grande y como es allá arriba, es abajo. ¿Cuántos años luz me separan de mi verdadera Leer másCosas de escritorio[…]

Share
Share
error: Content is protected !!