7 ideas para descubrir tu pasión o propósito

Déjame pintarte una escena:

Llegas al turno de trabajo cansada después de haber tenido una noche inquieta, preocupada por un cliente importante o por pedir un aumento bien merecido para solventar un par de deudas. Una sola mirada a la bandeja de entrada basta para empezar el día con ansiedad. Han pasado meses desde que has tenido tiempo para dejar salir frustraciones en el gimnasio o para hacer alguna actividad divertida.

Haces una pausa para tomarte un café, para ir al baño. Vuelves al escritorio y surge otra excusa para ponerte de pie otra vez, lo que sea con tal de no “empezar el día” de una buena vez. Ante la primera distracción del día haciendo scroll en instagram o con la mirada perdida, comienzas a preguntarte cómo sería poder tener más de 30 días de vacaciones al año o tener un trabajo que ofreciera flexibilidad horaria y potencializara tus talentos.

Llega la primera reunión del día o el primer asunto urgente, no hay tiempo para quedarse divagando en un sueño. En su lugar, hay e-mails que enviar, cuadros de Excel por actualizar y empiezas a escribir “Lo siento por el retraso en la respuesta, pero he estado en mil cosas.” Son apenas las 9:00 a.m. y ya estás abrumada, abrumado.

El cuello o la espalda duelen. También las manos.

¿Te suena familiar?

Esta escena surge cuando, infectados por temores acerca de la seguridad del empleo y dinero, trabajamos sin compromiso total o sin verdadera pasión. Impulsados tan solo por la angustia de no tener suficiente, por no ser suficientes. Hacemos que la misión de nuestra vida sea perseguir “el éxito” o como decimos en Colombia “salir adelante”, aun cuando no estamos apasionados por el proceso que eso conlleva.

Cuando la fecha límite, para enviarle la propuesta a aquel cliente importante cierra, pareces llegar allí con la batería en cero %. Se siente una pequeña satisfacción. Todo va a estar bien, tampoco es para tanto pero basta una conversación difícil con tu jefe o una situación competitiva personal con algún compañero  para quedarte en plena ebullición y deseando poder salir corriendo.

Foto: kristine-nicole, 2014 vía Pinterest

Al mismo tiempo, la bandeja de entrada se pone cada vez más grande. Uno se siente como si estuviera flotando en un río a un ritmo vertiginoso y apenas pudiera mantenerse a flote.

El verdadero propósito de nuestra vida es la felicidad, que es sostenida por la esperanza. No tenemos ninguna garantía sobre el futuro, pero nosotros existimos en la esperanza de algo mejor. Esperanza significa pensar ‘yo puedo hacer esto’. Desde lo más profundo de nuestro ser, simplemente deseamos estar contentos

-Dalai Lama-

1. Renuncio por mí, no a mí

Escribo esto porque después de dos años de haber renunciado a vivir como empleada, haber viajado por un año y tener más o menos idea de lo que quiero como proyecto personal para poder vivir de él; he vuelto a firmar un contrato y mi lado salvaje comienza a recriminar mis decisiones. Tengo miedo, lo confieso.

La cita con el atardecer que tenía cada día en Tailandia

La curiosidad y un par de propósitos muy claros -hay uno económico, por supuesto- me llevaron a decir que sí a este punto de mi vida. Manejo mi tiempo, aunque priorizando esa responsabilidad que firmé. No enriquezco a nadie, no es una empresa y es algo que realmente me gusta… pero  ¿y si me pierdo? pregunta mi guerrillera interna.

“Fuiste silvestre una vez no te dejes domesticar” escribió Isadora Duncan. Una bailarina y coreógrafa estadounidense que transformó el arte de la danza, buscando la esencialidad del movimiento. Se inspiró en el mar y sus olas, cuentan. Vivió de su pasión. Salvajemente.

Vía Buzzfeed

Leo esta frase esta noche de domingo, sabiendo que mañana lunes debo estar en un lugar -elegí ese deber- y comienzo a preguntarme ¿Y si por alguna terrible razón olvido que el dinero es un juego, un concepto de fantasía que algunas personas inventaron? podría secarme como una planta sin agua. Y aquí, la pérdida no sería financiera. Yo sería el costo. ¿Vale la pena?

Pero me detengo, le pongo límites a esos pensamientos porque es una perspectiva demasiado limitada. No soy tan vulnerable como para invertir mi fuerza creativa de manera exclusiva, en los planes de otros.

Trabajamos más, jugamos menos y descuidamos la misma razón por la que nos esforzamos tanto: para experimentar la alegría en la vida. Para estar contentos.

Cuando las decisiones del día a día surgen del miedo nos centramos en todas las cosas que no queremos que sucedan, en lugar de enfocarnos en lo que sí queremos.

Y esto no sólo tiene un impacto negativo en el cuerpo, sino que también crea una división entre la mente y el cuerpo y el alma. Se altera el equilibrio, no hay creatividad ni energía, e impedimos la búsqueda de pasiones personales. Nos fragmentamos.

Al final esto provoca pérdidas de productividad y eclipsa la alegría de trabajar con un sentido de compromiso; al punto que nos duele – e incluso nos genera culpa- dedicar nuestro tiempo a algo más visceral y apasionado.

Se renuncia al miedo, no a un trabajo. Se renuncia a la distracción, no al horario de oficina. Un trabajo es necesario para vivir, pero ponerlo como excusa para conformarnos y decir “no tengo tiempo” es un suicidio permanente. “Nosotros somos la sustancia por la que renunciamos a ciertas cosas, no a la que renunciamos” dice Julia Cameron en El Camino del artista.

Algo he aprendido de todo esto: Sólo porque algo es rentable o valioso no significa que lo necesito o lo tengo que hacer.

2. Comenzar a desenterrar los sueños

Koh Phangan, Tailandia

En las trincheras del mundo empresarial, resguardándonos de bombas y tiroteos de estrés con nuestros cascos y uniformes bien puestos, es difícil muy difícil ver más allá de donde nos encontramos. Sería demasiado riesgoso asomarnos, correr hacia otra trinchera o incluso salir con una banderita blanca rindiéndonos y pidiendo paz.

Pero lo cierto es, que la única manera de encontrar nuestro propósito, pasión o talento en la vida es precisamente ese: enfrentando nuestros miedos, saltando.

Aquí es importante entender que los gustos, pasiones y propósitos son dinámicos como nosotros. Así que se vale reinventarse, ir mutando y entregarse a lo que traiga el paso del tiempo y las circunstancias. Hoy quiero ser esto y mañana lo otro ¡Genial! lo que sea, pero con pasión.

Cuando nos lanzamos caemos por principio de gravedad, así que la idea es aprender a levantarnos, o a flotar, o a nadar según el caso.

Una cierta dosis de dolor es necesaria a la hora de suicidar esa parte de uno que ya no sirve.

Y lo que nos salva en el salto es, precisamente, responder a nuestra pasión así que ¿Qué te acelera el corazón? ¿Estás diciendo sí a compromisos que odias? ¿Te tomas una hora al día para cosas que te gustan? ¿Hablas con personas que te despiertan, te inspiran y te aportan nuevas ideas? (Deja de rodearte de gente tóxica por favor) Prioriza el contacto con gente que te haga sentir capaz y motivada, motivado.

Conseguir claridad sobre lo qué queremos hacer, es uno de nuestros mayores retos. La mayoría de nosotros -si no todos- no tenemos ni idea acerca de lo que queremos hacer.

Esto no es sólo una lucha que los adolescentes y los adultos de entre 30 y 40 años pasan. Hay gente de sesenta años que ha vivido vidas muy hermosas, pero nunca han cumplido sus verdaderos sueños.

3. Cava profundamente, ve hacia adentro

Se trata de hacerse preguntas, y hacerse las preguntas correctas en lugar de crear conclusiones o de conformarnos con viejas respuestas.

Las preguntas son interesantes, generan caminos nuevos; las conclusiones conducen a callejones sin salida. Así que pregúntate: ¿Por qué? ¿Qué más es posible? ¿Esto es lo que quiero? ¿Puedo aportar algo de valor a los demás? ¿Me encanta esto? Y sobretodo pregunta: ¿Para qué?

Si estamos bebiendo de una taza llena de agua turbia, no vamos a ser capaces de ver el barro a menos que dejemos de beber. De lo contrario, sólo tendremos que seguir bebiendo asumiendo que el agua es potable, aunque sea una mierda.

No podemos permanecer haciendo lo que todo el mundo hace y sin embargo soñar con ir a Islandia o hacer un documental. Hay que detenerse un ratito.

La vida de Walter Mitty

Haciéndonos las preguntas correctas veremos en la imagen algo que no podíamos ver y una vez lo hacemos, las ideas y las acciones comenzará a fluir… despacio obviamente. Es un proceso.

Si no sabés cuál es tu propósito, entonces haz de esa búsqueda tu propósito: “Mi propósito es encontrar mi propósito”

4.Crear un “plan de la pasión”

Suena erótico. Yo sé…

Haz tres listas: Las organizaciones o empresas (sea de otros o la tuya propia aunque aún no exista) que despiertan tu interés, descripciones de trabajos que suenan divertidos y funciones específicas que podrías disfrutar en un trabajo.

A continuación, determina dónde buscar, qué tipo de formación adicional podrías necesitar para ello, con que empresas vas a comunicarte, qué cursos te gustaría estudiar y qué tipo de gente vas a comenzar a añadir a tu red.

5. Aléjate de los propósitos que se alimentan de tu ego

Nos damos cuenta de que nuestro propósito es auténtico cuando finalmente estamos haciendo algo por nosotros mismos, no para otras personas o solo por status social. Y en ese punto, no importa quién esté de acuerdo, porque cuando sabemos a dónde queremos ir donde había paredes aparecen puertas.

Explora, experimenta, no tengas miedo a renunciar o dejar ir, a descartar opciones y seguir buscando.

Si quieres vivir la plenitud de tu vida, si quieres ser libre, debes entender, primero, por qué no eres libre, lo que te impide ser libre.

De mi #LibretaAmarilloPollito

La palabra prisión viene del latín Praehendere, que significa agarrar, capturar. Una prisión no tiene que ser un lugar físico; puede ser cualquier cosa que tu mente crea. ¿Qué te han quitado?

El proceso natural de socialización requiere que el individuo sea influenciado por prototipos o moldes para funcionar como una parte de la sociedad. Sin embargo, a medida que crecemos, es saludable ser conscientes de los prototipos que heredamos.

Podemos valorar y mantener algunos de ellos, mientras que otros los podemos descartar. Si queremos saber lo que queremos, tenemos que saber lo que no queremos. Este es un trabajo duro. Realmente duro.

Nos encarcelamos inconscientemente para evitar nuestros temores más primitivos. Elegimos ser moldeados porque liberarnos es demasiado aterrador e incierto.

Nuestra prisión está construida a partir de paradigmas que se viene replicando hace muuucho tiempo, siglos. Me refiero a el mundo de las elecciones a las que hemos accedido, los muros que nos alejan de lo que queremos ser y hacer.

Al igual que creas tu prisión, puedes liberarte.

La libertad es poder elegir así que ejercela: toma decisiones porque si no estás priorizando las cosas que dices que te importan, considera la posibilidad de que realmente no son esas cosas las que realmente te importan.

6. La gran maga: la intuición

La intuición no es un pensamiento, ni una emoción. Es una energía que se mueve en el centro de nuestro ser, susurrándonos lo que está bien y lo que está mal. Por eso después de algunas decisiones cuando algo sale de la manera que no queremos nos culpamos diciendo: lo sabía, sabía que este no era el camino o la manera de hacer las cosas.

Santa Marta, Colombia

¡Pero tranqui! la intuición es como un músculo, se puede entrenar. Escuchar nuestra intuición, es un regalo que nos hacemos porque da las respuestas más profundas a nuestras preguntas más complicadas.

Así que no debemos pasar por alto o hacer oídos sordos a esa vocecita interior que entre más escuchemos más fuerte hablará hasta ser la jefa que comande nuestras decisiones.

Escucha, medita. A lo mejor ya sabes cuál es tu verdadero propósito, lo que pasa es que a veces nos hace falta un plan para llevarlo a cabo. Pero eso toma tiempo. Así que paciencia con el proceso. No siempre será así.

De mi #LibretaCuaderno

7. Confía

La que fue mi casita en Tailandia

Yo soy de la tribu que cree que cada uno de nosotros tiene un potencial único que nos fue dado al nacer, pero si lo cultivamos o no depende enteramente de nosotros. En su sentido más puro, debe ser por eso que estamos aquí, para comenzar, y elegirlo es el viaje de nuestras vidas.

Discutir nuestros sueños con los demás sólo nos hará volver a evaluar y cuestionar nuestros planes. No todo el mundo estará de acuerdo con nosotros o entenderá lo que estamos haciendo. Por lo tanto, vamos a terminar con un montón de opiniones innecesarias.

El trabajo más difícil ocurre adentro. Todo lo que es adentro nos cuesta, porque lo externo es más tangible, más fácil de percibir y de mostrárselo al mundo ¡Mírenme, estoy logrando algo!

Recuerda que el camino debe sentirse igual a la meta; es mejor fluir en lugar de resistir. Sumérgete en la experiencia con la inocencia de un niño. Dedícate a emprender proyectos en los que puedas aportar algo positivo a tu entorno… este planeta lo necesita.

De eso se trata la vida, de sentirnos vivos.

Realiza actividades que te conecten con la curiosidad.

Recuerda que cualquier carencia que sintamos hoy, tiene una raíz atrás, pasada, que se origina en aquello que no nos dieron, o no nos dimos.

De mi #LibretaRosada

Así que acepta tus anhelos más profundos, toma una hoja de papel o utiliza los comentarios de aquí abajo y escribe:

¿Qué es lo mejor que puedo hacer por mí hoy? pégala en un lugar visible y responde esta pregunta cada mañana o varias veces al día.

Cuéntame qué piensas de todo esto…

Share

20 comentarios en “7 ideas para descubrir tu pasión o propósito

  • Inspirador, y muy útil para leer, y releer para quienes estamos en esa búsqueda de nosotros mismos, de quienes somos, de que es lo que nos apasiona, de qué es lo que nos hace vibrar….
    Gracias! un placer leerlo….

    • Hola Paula. Gracias por leer. Respecto a lo que dices yo creo que las pasiones y propósitos también son dinámicos como nosotros y cambian con el paso del tiempo y de las circunstancias. Lo importante es verlo y entregarse a ello.

  • Aún sin un café en mano, completé mi lectura. Me gustó mucho. Seré curioso: ¿Qué es eso que hacías antes de tu emancipación? Yo ya me acostumbré a vivir ligero y por eso me identifico con este texto. Últimamente me surge la pregunta, cuál es el siguiente paso? La respuesta (la intuición) llega al mismo tiempo: servicio incondicional. Mi estilo de vida ideal mora en un escenario donde el amor por el quehacer, las finanzas y el servicio andan en perfecto equilibrio y no me siento muy lejos de ello. Gracias por escribir, me da cuerda.

    • He hecho muchas cosas la verdad… porque también soy una curiosa incansable. Hace dos año trabajaba con investigación académica en derechos humanos y bueno, mil cosas más. Pero escribir, viajar y ser profe es quizá lo que más me gusta.

  • Caro!!! que es eso tan lindo 😀 los consejos que das son súper acertados para personas que estamos en esa búsqueda de nuestro propósito y se que gracias a personas como tú que desde tu experiencia inspiras a muchos para encontrar ese camino para ser felices!!!

    • Hola Cindy. Gracias por decirme esas cosas. Yo solo estoy aprendiendo y me gusta compartir por este medio las preguntas que me da el camino. Gracias por leer y por ser una buscadora más.

  • en cuatro tiempos, dentro de una oficina, si con café en mano ya un poco frío en la ultima parada, termine la lectura, la cual me parece maravillosa, te lleva de la mano y el mensaje llega a mí, estoy en el proceso en el que tengo puesto el paracaídas a punto de dar el salto, en donde el abismo se vuelve inmenso visto desde la puerta del avión, espero con ansias saltar, estoy en cuenta regresiva pues estoy convencida que una de los puntos principales para vencer el miedo es establecer fechas “si no te mueves, te mueven” y con fecha de caducidad siento el nervio de no saber a donde aterrizare con exactitud pero la gran ilusión de sentir la libertad de experimentar mi propia vida, con herramientas dadas en el trayecto del vivir encerrada durante un largo periodo de tiempo pero que eran necesarias para que el aterrizaje tenga la confianza puesta en mi y no en la carencia y el miedo.

    me parece fantástico que a un mes de saltar pueda leer estas lineas tuyas Caro, que son fuente de inspiración, practica y un refuerzo a este paso que estoy segura será el comienzo de un gran viaje…

    • Hola Angie. Qué inspirador leer esto. Las grandes decisiones siempre se sienten como un salto al vacío. Lo importante, creo yo, es hacer las cosas sin miedo y de a poco porque sino te frustras al no obtener los resultados que tus expectativas se plantean. Buen viento

  • La vida, invita siempre a tomar saltos de fe. Leí tu entrada Caro, no con un café, sino con un par de cervezas bien heladas, de esas que te comprimen el cerebro.

    Te leo, desde “Renuncié a mi trabajo y no me he muerto de hambre”. Algunos, todavía nos armamos como rompecabezas, buscando conocernos y tratando día a día de encontrar la ruta que le de sentido a la existencia propia.

    Gracias por tus textos siempre, ojalá tenga la dicha de poder acudir a un taller tuyo, el tiempo que me detenga en Medellin. Abrazos desde Venezuela<3

  • La vida, invita siempre a tomar saltos de fe. Leí tu entrada Caro, no con un café, sino con un par de cervezas bien heladas, de esas que te comprimen el cerebro.

    Te leo, desde “Renuncié a mi trabajo y no me he muerto de hambre”. Algunos, todavía nos armamos como rompecabezas, buscando conocernos y tratando día a día de encontrar la ruta que le de sentido a la existencia propia.

    Gracias por tus textos siempre, ojalá tenga la dicha de poder acudir a un taller tuyo, el tiempo que me detenga en Medellin. Abrazos desde Venezuela<3

  • Gracias por compartir su vida, para mi ha sido una inspiración.Llevo años en ese proceso de encontrar mi propósito, a sido un poco complejo porque soy madre soltera. Me identifico con cada palabra, leer la me entusiasma, porque me hace pensar que no estoy tan equivocada en que existen nuevas formas de subsistir.Gracias por tantas letras llenas vida.

  • Estimada escritora:

    Agradezco que te tomes la molestia para compartir tus pensamientos con el mundo, es muy reconfortante saber que no eres la única en búsqueda del propósito de tu vida.
    A veces tomamos riesgos porque el corazón nos pide a gritos un cambio en tu vida , sin embargo la incertidumbre cuando das esos pasos y no sabes hacia donde vas es cuando temes y te sientes insegura de haber tomado algunas decisiones. Sin embargo, sea a donde nos lleve la vida es necesario esto, vivencias, experiencias de otras personas que han logrado su plenitud como mujeres, profesionistas o simplemente como personas. Un poco de motivación es lo que necesita el mundo. Motivación a dedicarte a lo que amas..

    Gracias y espero algún día volver a tener el gusto de leer palabras tan nutritivas al alma.

  • Muy inspirador Carolina,
    Algunas ideas me suenan y resuenan en la cabeza, veo que fuimos a recoger los frutos del mismo árbol.
    Me encanta reconocer ideas compartidas en tus escritos igual que las reconozco en los míos.

    besos

  • Tu artículo ha llegado a mis manos en el momento correcto y necesario. Gracias gracias gracias. Me acabas de ayudar como no tienes idea.

  • Carolina… Sinceramente especial! Hace un par de años salte al vacío… Sin ni siquiera revisar si tenía el paracaídas puesto… Renuncie a un modo de vivir bastante cuadriculado de la casa al trabajo del trabajo a la casa.. cero intenciones de pasar tiempo con mi familia simplemente darles lo que necesitaban sin conocer ni entender que lo mejor de la vida que tenemos para dar es completamente gratis!! Así que en estos años de caída posiblemente he tocado el suelo y con lágrimas y raspaduras por la caida… Siento que es la vida te da herramientas.. y esto que escribes es una de ellas… Un pequeño manual para el inicio de una nueva vida… De un nuevo comienzo… Gracias por esto! Cordial saludo!!! ?

  • Una de las cosas que mas me gusto y tambien lo comparto, nuestras pasiones y gustos pueden ir cambiando, y no debemos temerle a eso, si hoy nos gusta andar en bici por la ciudad, hagamoslo, si mañana nos gusta caminar, salgamos a caminar, no hay ningun problema en que nuestros gustos cambien, el problema es no hacer caso a ellos, saludos.

  • Inspirador. Leerte fue ese golpe de aire fresco que te da en la cara cuando a penas te levantas. Siempre es un placer leerte.
    Gracias por tus escritos. Buena vida todos los días.

  • Tenia unas lagrimas atoradas desde hace semanas y hoy por fin salieron. Justo hace media hora escribí en mi cuaderno sobre mis miedos y despues….en mi distraccion del trabajo vengo a leerte y mis ojos no aguantaron mas.
    Tengo miedo de todo, a la critica, a las personas toxicas, a poner a trabajar mi pasion (o lo que creo que es ) y que no sirva de nada o que al hacerlo me de cuenta de que lo es lo que pensaba ni lo que en realidad queria, a ser vieja y quedarme con las ganas, a mochilear y al regresar mi esposo ya no este para mí, de extrañarlo, de morir fuera de casa, de las enfermedades raras….

    Muchas gracias por existir y gracias al cosmos por alinearse este dia 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share
error: Content is protected !!