27 Mayos

  Ayer, recién llegó el blanco sol de la mañana, el gatito que habíamos adoptado (para protegerlo) amaneció muerto. Al atardecer, lo enterramos con velas y flores de manzanilla, con el color púrpura que suele llevarse todo al final del día. Una malegría. Un desprenderse. Sigo sin entender del todo lo que debo procesar en[…]

Share

Francisco y el tren del mediodía

A Pacho, Un fueguito de esos queardió la vida con tantas ganas que nos encendió a todos. La gran afición de Florencia venía probablemente de su nacimiento. Había venido al mundo en un tren y, quizá gracias a eso, amaba el movimiento. Mientras su madre sostenía un mapa en las manos las contracciones no dieron espera,[…]

Share

Las puertas de mi vida

Si hay una imagen con la que me identifico de los dibujos animados es aquella típica escena tipo Alicia en el país de las maravillas en la que el personaje principal desciende en una caída vertiginosa y profunda por un pozo. Al tocar fondo, ahí abajo, solo y confundido se pone de pie y se[…]

Share

Hombres-yo

Hombres con ojos de perro azul, ojos hambrientos, perros azules, hambre de perro, hombres con ojos bien abiertos. Hombres para llenar estas páginas, páginas de un libro para abanicarse, páginas de un libro de esos que huelen bien cuando abres su empaque. Hombres seres humanos, con crujir en la barriga por el hambre y estornudos[…]

Share

Cosas que hago para escapar

Fiel a mis ganas de entender el mundo, de vez en cuando, escapo. Para mí escapar, es más que huir, es irse. E irse es tan sano como volver. Para escapar, escribo, rayo, garabateo, para escapar muevo la mano y voy haciendo la vida en borrador porque no se puede rehacer algo imperfecto o tirarlo[…]

Share
Share
error: Content is protected !!